Estrasburgo cree que grabar a un empleado robando viola su privacidad

Estrasburgo cree que grabar a un empleado robando viola su privacidad

España deberá indemnizar a cinco cajeras de Barcelona que robaron en en el supermercado en el que trabajaban con 4.500 euros por daños morales y gastos y costas.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó a España por no proteger la privacidad de cinco cajeras de un supermercado que fueron despedidas tras ser grabadas por una cámara oculta, cuya existencia desconocían, mientras robaban productos.

España deberá indemnizar a cada una de las demandantes, residentes en las localidades barcelonesas de Sant Celoni y Sant Pere de Vilamajor, con 4.000 euros por daños morales y entre 500 y 568,86 euros por gastos y costas.

Según la sentencia, los tribunales españoles “no alcanzaron un equilibrio justo entre los derechos en juego”: el de la privacidad de las demandantes (recogido en el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos) y el del derecho a la propiedad del empleados.

El Gobierno español podrá pedir la revisión del caso por la Gran Sala de 17 jueces en un plazo de tres meses.

COMENTARIOS