Rajoy propuso diálogo tras la derrota en Cataluña
ESPAÑA

Rajoy propuso diálogo tras la derrota en Cataluña

Rechazó la oferta del ex presidente Puigdemont para reunirse en el extranjero. Recordó que hablará con quien sea el nuevo presidente de la Generalitat, en febrero.

El presidente español, Mariano Rajoy, ofreció ayer un diálogo “dentro de la ley, constructivo, abierto y realista” al nuevo gobierno que se constituya en Cataluña como resultado de las elecciones celebradas este jueves. Pese a que los partidos que se autodenominan como constitucionalistas no lograron tener opciones de gobernar, el líder del PP ha defendido la activación del artículo 155 de la Constitución y su decisión de convocar los comicios “rápidamente para restaurar la legalidad”.
Además, Rajoy rechazó la oferta del ex presidente Carles Puidemont para que ambos se reúnan en el extranjero. Recordó que hablará con quien sea el nuevo presidente de la Generalitat (para serlo, Puigdemont tendría que volver a España, donde hay una orden de detención en su contra); y se ha remitido a Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos y ganadora de las elecciones.
“Haré un esfuerzo por mantener un diálogo con el gobierno que salga de estas elecciones, pero también haré un esfuerzo para que la ley se cumpla”, prometió el presidente del Gobierno tras el Consejo de Ministros. “Espero que el nuevo gobierno abandone la unilateralidad y que no se sitúe fuera de la ley”, añadió.
“No aceptaré que nadie se salte la Constitución, ni la ley, ni el estatuto de Cataluña”, recalcó. Y, tras recordar que los partidos independentistas bajaron en escaños y votos con respecto a 2015, subrayó: “La fractura en la sociedad catalana es muy grande, llevará su tiempo recomponerla y esa debe ser la primera obligación de todos los partidos políticos”.
“La necesaria reconciliación debe venir desde el respeto a la ley y a todos, las minorías y las mayorías”, advirtió.
Antes del 23 de enero debe constituirse el Parlamento y 10 días después se celebrará una sesión de investidura para elegir al presidente de la Generalitat; los independentistas tienen casi asegurada la mayoría para imponer su candidato.
¿Podrá gobernar Carles Puigdemont ante sus problemas judiciales? El acta de diputado la obtendrá automáticamente. Pero para ser elegido presidente debe presentarse en el Parlamento y anunciar su programa antes de la votación. Es decir, tiene que regresar de Bélgica. Y si lo hace será detenido por rebelión. Ninguna ley prohíbe que un preso sin condena sea designado presidente de una comunidad autónoma. Pero será el juez de la causa quien decida si lo deja salir o no para la sesión de investidura. Hay un solo antecedente, en el País Vasco, de un diputado electo preso -por terrorismo- al que dejaron asistir a un pleno de investidura.

COMENTARIOS