Aunque perdieron, los independentistas lograron más bancas en Cataluña
ELECCIONES

Aunque perdieron, los independentistas lograron más bancas en Cataluña

La lista de Ciudadanos, encabezada por Inés Arrimadas, se imponía por un margen muy pequeño a la propuesta de Carles Puigdemont. En el recuento provisorio los ganadores se llevaban 37 de los 135 escaños del Parlamento.

El recuento de los votos de las elecciones catalanas avanzaba anoche tras una jornada de alta participación en toda Cataluña. Con el 96,82% escrutado, Ciudadanos (unionistas) se sitúa a la cabeza con 37 parlamentarios, tres más que Junts per Catalunya, y cinco más que ERC, ambos independentistas. Durante el día, candidatos y dirigentes llamaron a votar y se registraron colas de hasta 40 minutos. Los datos de participación son históricos: superaban el 80% cuando se llevaba la mitad de los votos escrutados.
Estas elecciones autonómicas dirimirán si la ciudadanía rechaza la independencia o si da un nuevo impulso al proceso soberanista.
Todas las encuestas pronostican un Parlamento muy fragmentado con ningún partido por encima de los 40 diputados en una Cámara con 135 escaños.
En efecto, los partidos independentistas de Cataluña estaban al borde de mantener su mayoría absoluta en las elecciones regionales celebradas ayer.
Fue la confirmación de los sondeos a boca de urna publicados por numerosos medios españoles, que anticipaban el escenario observado en el escrutinio.
Los separatistas obtendrían entre 66 y 71 de los 135 escaños que tiene el Parlamento catalán, según la encuesta.
No obstante, las encuestas de opinión previas a los comicios habían mostrado que el bloque secesionista y el constitucionalista estaban muy igualados antes de acudir a las urnas en la próspera región del noreste español. Concretamente, la candidatura de Ciutadans liderada por Inés Arrimadas ganaba los comicios al obtener 37 escaños, tres más que Junts per Catalunya (JxCat) que consigue 34. Por detrás se sitúa ERC, que obtiene 32 diputados y que ve relegadas sus altas expectativas.
El PSC se situaba de momento en cuarta posición con 17 escaños, Catalunya en Comú, quinta fuerza con 8 parlamentarios, mientras que la CUP se haría con 4 y el PP de Catalunya se vería relegada como última fuerza política con sólo 4.
De esta forma, la jornada electoral dejó dos grandes novedades, la victoria por primera vez del partido de Albert Rivera en unos comicios, y de una fuerza no catalanista que se impone en unos comicios en Catalunya tras sólo 10 años de vida parlamentaria, y la pujanza de la lista del ex presidente, Carles Puigdemont, que se ha impuesto a la de Oriol Junqueras contra todo pronóstico. “La victoria de Arrimadas puede ser poco efectiva a la hora de iniciar una nueva etapa de gobierno como consecuencia de la ajustada mayoría absoluta”, comentó.

COMENTARIOS