May dice que los críticos del ‘Brexit’ no lo harán “descarrilar”
REINO UNIDO

May dice que los críticos del ‘Brexit’ no lo harán “descarrilar”

La primera ministra británica Theresa May se dispone a cerrar el año con el trago amargo que le tienen preparado en Londres los conservadores, divididos en facciones irreconciliables: los divergentes (con el titular de Exteriores Boris Johnson a la cabeza), los alineados (encabezados por el secretario del Tesoro Philip Hammond) y los rebeldes, capitaneados por el ex fiscal general Dominic Grieve y crecidos tras el reciente "voto de castigo" al Gobierno en el Parlamento de la semana pasada."Los críticos del 'Brexit' no lograrán hacerlo descarrilar", advirtió May, en artículos aparecidos en 'The Sunday Telegraph' y 'The Sunday Express'. "A pesar de todo el ruido, este Gobierno está haciendo su trabajo. Ante quienes quieren menospreciar el Reino Unido, estamos asegurando el 'Brexit' mejor y más ambicioso para todo el país". Más allá de la retórica congratulatoria, la 'premier' dedicó el fin de semana a intentar sofocar el más acuciante de los fuegos. Los 11 'tories' rebeldes amenazaron con hacer de frente con la oposición laborista para obligar al Gobierno a retirar el día y la hora fijados para la salida de la UE en la Ley del Brexit (la fecha es el 29 de marzo a las 11 la noche).
Ante la tesitura de encajar un segundo voto de castigo en una semana, y de agrandar la grieta que divide al Partido Conservador, May ha alcanzado un compromiso para que la enmienda parlamentaria, que se votará previsiblemente el miércoles, deje a todos contentos. La fecha seguirá figurando en la Ley del 'Brexit', pero no quedará fijada en piedra como hasta ahora. El nuevo texto contemplará la posibilidad de un acuerdo con la UE para poder retrasarla, si fuera necesario extender las negociaciones.

COMENTARIOS