Alivio político pero más  muertes en Portugal
INCENDIOS

Alivio político pero más muertes en Portugal

El gobierno socialista de Portugal superó ayer la primera moción de censura presentada en el Parlamento por la oposición por su gestión durante los incendios masivos. Mientras tanto aumenta el número de víctimas.

La muerte de uno de los heridos en los incendios que asolaron el centro y norte de Portugal hace poco más de una semana elevó a 45 el número de víctimas fatales, informaron hoy fuentes hospitalarias de la ciudad de Oporto.
Mientras crece la cifra de víctimas, el gobierno socialista de Portugal superó ayer la primera moción de censura presentada en el Parlamento por la oposición democristiana -el partido más a la derecha del hemiciclo- por su gestión durante los incendios masivos.
La iniciativa, titulada Por los fallos del gobierno en los trágicos incendios de 2017, fracasó con 105 votos a favor y 122 en contra.
El oficialismo socialista contó con el apoyo del marxista Bloque de Izquierda, el Partido Comunista Portugués y Los Verdes, así como por el diputado único del Partido de las Personas, los Animales y la Naturaleza .
Los incendios de este mes constituyen la segunda peor tragedia forestal de Portugal este año, después de la ocurrida en junio en el municipio de Pedrógão Grande, en el centro del país, donde murieron 64 personas y más de 250 resultaron heridas.
Según las fuentes hospitalarias, la última víctima fatal por los incendios falleció anoche como consecuencia de graves quemaduras sufridas en el distrito de Viseu, en el centro del país del sur europeo.
Con esta nueva víctima mortal son ya 45 los fallecidos en los más de 700 focos de incendio registrados los días 15 y 16 de octubre, en los que se contaron además cerca de 70 heridos.
La crisis política desatada por los incendios provocó la renuncia de la ministra de Administración Interna de Portugal (cargo equivalente a la cartera de Interior), Constança Urbano de Sousa.
La ministra Constança Urbano de Sousa presentó su renuncia, que fue aceptada por el jefe del gobierno, António Costa, después de las críticas desatadas por su gestión de los operativos de emergencia en los incendios forestales.
Costa anunció en un comunicado que la ministra le planteó su salida “en unos términos” que no podía rechazar.
Urbano de Sousa se convierte así en la primera víctima política de las protestas desatadas por los incendios.
En una carta, la ministra consideró que “están agotadas todas las condiciones” para mantenerse en sus funciones.
El gobierno portugués, liderado por el socialista António Costa, aprobó este fin de semana un paquete global de ayudas a las víctimas y a la reconstrucción de las zonas afectadas por los devastadores incendios, intentando bajarle el tono a los reclamos de los partidos de la oposición.

COMENTARIOS