Donald Trump amenazó en la ONU con  destruir completamente a Corea del Norte
MENSAJE DE PODER

Donald Trump amenazó en la ONU con destruir completamente a Corea del Norte

Será "un mensaje de paz y para unirnos, y un mensaje de poder", aclaró Donald Trump al llegar ayer a la sede de la ONU en Nueva York, como antesala de su discurso en ese foro, el primero que pronuncia. Y fue así. Pidió y agradeció unidad y cooperación. Pero también apuntó contra Corea del Norte e Irán, a los que calificó de "criminales" y "estados paria"
"Nadie quiere ver a estos criminales con misiles y armas nucleares", disparó. Y Si Estados Unidos se ve obligado a defenderse a sí mismo o a sus aliados, "no tendremos otra alternativa que destruir totalmente a Corea del Norte. El hombre cohete está en una misión suicida. Estamos listos. Esperamos que esto no sea necesario", enfatizó al indicar que la desnuclearización es la única salida para el régimen de Kim Jong-un.
Luego pasó revista a los logros internos en su país, y finalmente pasó a la arena de la política internacional.
"No queremos confrontación", dijo de entrada. "Debemos trabajar juntos y confrontar juntos a aquellos que nos amenazan con terror y caos", dijo y se refirió concretamente al régimen de Pyongyang.
"Corea del Norte es responsable del hambre de millones de personas, la prisión y muerte de tantos más. Ahora, su búsqueda de un programa nuclear amenaza al mundo con el peligro de una masiva pérdida de vidas humanas", dijo.
"Nadie quiere ver a estos criminales con misiles y armas nucleares, no tendremos otra alternativa que destruir a Corea del Norte. Estamos listos. Esperamos que esto no sea necesario", amenazó y pidió a la ONU que intervenga.
"La desnuclearización es la única alternativa para Corea del Norte", agregó.
Luego arremetió contra Irán, un estado paria, definió.
Y fustigó el acuerdo firmado con Irán.
"Fue uno de las peores transacciones que haya hecho Estados Unidos, es una vergüenza para los EE.UU.", criticó.
Trump viró luego hacia La Habana. Tildó de "corrupto" y desestabilizador al régimen cubano, al reiterar que el embargo económico que pesa sobre la isla no se levantará hasta que se produzcan las necesarias reformas.
"No levantaremos las sanciones al Gobierno cubano hasta que haga reformas fundamentales", sostuvo.
El otro plato fuerte del discurso fue Venezuela, país al que definió al "borde del colapso".
"El pueblo venezolano está hambriento y su país está colapsando", dijo.
"No vamos a quedarnos mirando -dijo-, tenemos el objetivo de ayudarlos a recuperar su país y su libertad y democracia".

COMENTARIOS