Caracas. La escalada de muertes no se detiene y la oposición insiste en exponer a sus manifestantes.
Caracas. La escalada de muertes no se detiene y la oposición insiste en exponer a sus manifestantes.
TENSIÓN PARA DERRIBAR AL GOBIERNO DEMOCRÁTICO

Muertes en Venezuela por las manifestaciones opositoras

El presidente Nicolás Maduro convocó a la oposición a iniciar conversaciones, pero los referentes antichavistas incrementaron el desafío al ampliar a todo el país una protesta callejera. Prohibieron las manifestaciones.

La tensión y la violencia volvieron a escalar en Venezuela y podrían incrementarse, luego de que el gobierno prohibiera las manifestaciones públicas hasta el martes próximo y la oposición respondiera ampliando a todo el país la protesta callejera que había programado en Caracas.
El escenario se planteó en una agitada jornada, que fue a la vez la segunda de campaña proselitista del oficialismo para las elecciones de constituyentes del domingo y de huelga general y manifestaciones callejeras de la oposición, que rechaza el proceso electoral.
En ese contexto, se registraron cuatro nuevas muertes que elevaron a 105 la cantidad de víctimas fatales durante las protestas callejeras iniciadas a comienzos de abril, que también dejaron más de 1.500 heridos, según datos oficiales.
También en ese escenario, el presidente Nicolás Maduro llamó a la oposición a iniciar conversaciones “antes de la elección e instalación" de la asamblea constituyente, y advirtió que si eso no ocurriera, él facultará a ese organismo a "convocar de manera obligatoria un diálogo nacional".
El ministro de Interior y Justicia, general Néstor Reverol, anunció ayer por televisión la prohibición de realizar cualquier tipo de concentración pública de personas entre hoy y el martes próximo, y advirtió que el incumplimiento de esa veda será penado con cinco a 10 años de cárcel.
“Se prohíben en todo el territorio nacional las reuniones y manifestaciones públicas, concentraciones de personas y cualquier otro acto similar que pueda perturbar o afectar el normal desarrollo del proceso electoral", dijo Reverol.
El oficial subrayó que "quien organice, sostenga o instigue a la realización de actividades dirigidas a perturbar la organización y funcionamiento del servicio electoral o de la vida social del país será penado con prisión de cinco a 10 años".
"Urgente: régimen anunció que no se puede manifestar hasta el martes; responderemos con toma de Venezuela mañana", respondió la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en su cuenta oficial de Twitter.
Como parte de su rechazo al proceso constituyente, que radicalizó luego de la consulta popular del 16 de este mes -en la que 98 por ciento de los más de 7,5 millones de ciudadanos que votaron se pronunciaron contra la iniciativa oficial-, la MUD había programado para hoy la "toma de Caracas", una manifestación callejera que ahora amplió a todo el país.

COMENTARIOS