Michel Temer vuelve a estar en el centro del escándalo por corrupción.
Michel Temer vuelve a estar en el centro del escándalo por corrupción.
CRISIS EN BRASIL

Acusan a Temer de liderar la mayor organización criminal

Tras el escándalo de sobornos de JBS, el dueño del frigorífico, Joesley Batista, detalló cómo funcionaba el esquema de corrupción con el partido oficialista.

El empresario Joesley Batista, uno de los dueños del frigorífico JBS que con su delación premiada destapó la trama de sobornos que escandalizó a los brasileños e hizo tambalear al gobierno el mes pasado, volvió a embestir contra el presidente Michel Temer con explosivas declaraciones: acusó al mandatario de liderar "la mayor y más peligrosa organización criminal del país".
En su primera entrevista luego de haber firmado un acuerdo de colaboración con la Justicia, a la que entregó una grabación de una conversación con Temer en la que el presidente da su aval a coimas, Batista señaló a la revista Época que desde 2010 pagaba sobornos al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), ahora al frente del Palacio del Planalto.
Apuntó que Temer -jefe del partido- lo veía "como un empresario que podía financiar las campañas suyas y hacer esquemas que rendirían coimas" a través de presiones en el Congreso o de sus operadores en organismos como el Ministerio de Agricultura, la Caixa Económica Federal o el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes).
"Ese grupo es muy peligroso. No se puede pelear con ellos. Nunca tuve coraje para enfrentarlos. Por otro lado, si se baja la guardia, ellos no tienen límites. Entonces mi convivencia con ellos fue siempre manteniendo media distancia, ni dejando que ellos se acerquen demasiado ni dejándolos muy lejos para que no armaran alguna cosa en mi contra", explicó Batista, quien indicó que el grupo del partido oficialista que lo presionaba estaba integrado por Temer, el ex titular de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha (hoy en la cárcel, condenado a 15 años de prisión en el marco de la Operación Lava Jato), el ex ministro de la Secretaría de Gobierno Geddel Vieira Lima (debió dejar el gobierno de Temer en noviembre por acusaciones de corrupción), el ex ministro de Turismo Henrique Eduardo Alves (detenido la semana pasada), el actual jefe de Gabinete Eliseu Padilha, y el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Wellington Moreira Franco.
"Quien no está preso está hoy en el Planalto", destacó el empresario, que junto a su hermano Wesley Batista comandan el poderoso grupo J&F, holding propietario de JBS -la mayor procesadora de carnes del mundo-, la firma de calzado y vestimenta Alpargatas, la compañía láctea Vigor, la celulosa El Dorado, el Banco Original y el Canal Rural, entre otras inversiones.

COMENTARIOS