Conmoción en EE.UU. por  tiroteo contra legisladores
WASHINGTON

Conmoción en EE.UU. por tiroteo contra legisladores

Un hombre que había sido voluntario en la campaña de las primarias demócratas baleó con un rifle a parlamentarios republicanos que jugaban al béisbol. La guardia policial repelió el ataque a tiros e hirió al agresor. Trump debió salir a hacer declaraciones.

Un hombre crítico del presidente Donald Trump abrió fuego ayer con un rifle contra legisladores republicanos que jugaban al béisbol, baleando a un congresista y a otras cuatro personas antes de ser herido de muerte en un enfrentamiento a tiros con policías, informaron autoridades, en un hecho que impactó a Estados Unidos.
Testigos contaron que el legislador herido, Steve Scalise, se arrastró dejando un rastro de sangre sobre el césped hasta lograr salir de la cancha de béisbol. Luego fue trasladado a un hospital donde fue operado y donde quedó en "estado crítico", según informó el centro médico. Antes de la cirugía, la oficina del congresista por Louisiana, de 51 años y el tercer republicano de mayor rango en la Cámara de Representantes, había dicho en un comunicado que la herida había sido en la cadera y que el legislador se encontraba de buen ánimo y había hablado por teléfono con su mujer.
El agresor, James T. Hodgkinson, de 66 años y natural del estado de Illinois, fue baleado por policías y murió en el hospital después de iniciar el tiroteo a las 7 de la mañana en un encuentro, cerca de Washington, de más de un veintena de miembros republicanos del Congreso para preparar un partido de béisbol benéfico.
En el caos y la confusión tras los primeros disparos, colegas trataban de ayudar a Scalise y varios otros legisladores y asesores huían despavoridos para salvar sus vidas, contaron algunos de los congresistas presentes.
El atacante, que trabajaba de inspector de viviendas, había tenido varios problemas con la ley en años recientes y pertenecía a un grupo de Facebook llamado "Liquidar al Partido Republicano" desde el cual vertía duras críticas contra el republicano Trump.
Poco después del tiroteo, el senador Bernie Sanders, ex precandidato presidencial demócrata en 2016, dijo desde el Senado que al parecer el agresor había sido voluntario de su campaña, al tiempo que condenó su ataque “en los términos más fuertes posibles”.
Oficiales de la policía del Capitolio que custodiaban a Scalise hirieron al agresor, quien fue inicialmente detenido y murió después en el hospital por sus heridas, anunció el presidente Trump desde la Casa Blanca. Trump llamó a la unidad política y alabó la labor de los policías del Capitolio.
“Podemos tener nuestras diferencias, pero en tiempos como estos nos viene bien recordar que todos los que sirven en nuestro Capitolio están ahí porque aman su país. Somos más fuertes cuando estamos unidos y cuando trabajamos juntos por el bien común”, dijo.

COMENTARIOS