EN NÚMEROS

Casa propia: ¿el nuevo Procrear conviene más que un alquiler?

El lanzamiento de la nueva versión del plan Procrear II pone en primer plano un debate que interesa a muchos: ¿acceder a estos créditos conviene más que pagar un alquiler?

Jorge Ferraresi, ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de Argentina, explicó que esta nueva versión del plan Procrear no está destinada a la compra de propiedades ya construidas, sino que el objetivo es ayudar a quienes ya poseen un terreno propio (o están por adquirirlo) y quieren edificar una casa sobre este.
Además de brindar una ayuda importante a muchas personas, el Procrear II forma parte de un plan estratégico mucho más amplio que contempla la idea de incentivar uno de los tantos sectores afectados por la pandemia de coronavirus y por la crisis económica general: el de la construcción y el de los materiales de obra.
A diferencia de la primera versión del plan, el esquema de la tasa de interés se ve modificada y presenta distintos tipos de cobertura en función de cuál sea el proyecto, si construcción, compra de terreno o refacción o ampliación de una vivienda ya establecida.

¿Por qué el nuevo Procrear conviene más que un alquiler?
No hace falta profundizar mucho para encontrar la primera respuesta a esta pregunta. Como es sabido, lo que ofrece el plan de créditos Procrear es la posibilidad de que cada persona pueda tener su casa propia.
Más allá de lo que corresponda en términos de cifras y de plazos de pagos del crédito, recurriendo al Procrear II se accede a la seguridad de la vivienda propia, algo que no sucede cuando se opta por alquilar.
Además, basta con apreciar todo lo que sucede en torno a la nueva Ley de Alquileres para observar lo complicado que puede significar esto para muchos inquilinos.
Entre otras cosas, la ley establece que la actualización de los alquileres será anual, que el Banco Central determinará el índice de aumento y que la rescisión de los contratos se flexibiliza en favor de los inquilinos.
Aun así, hay quienes se cuestionan si esta ley podrá ser puesta en práctica con normalidad. Por otra parte, también hay quienes sostienen que en realidad perjudica tanto a inquilinos como propietarios.
Mientras tanto, los precios de los alquileres siguen subiendo y los aumentos van de la mano con una reducción del poder adquisitivo de las personas.
En este sentido, el Procrear II se presenta como una opción para tener en cuenta. Sin embargo, es preciso aclarar que tampoco es fácil el hecho de adquirir un terreno ni tampoco el cumplir con los requisitos que el plan exige.

COMENTARIOS