Un estilo decorativo bohemio con un toque divertido.
Un estilo decorativo bohemio con un toque divertido.
EXTERIOR

Bienvenido “boho chic”

Diseños ecológicos, frescos y armoniosos se fusionan con elementos y materiales naturales.

Llega el momento de decorar con detalles naturales en los que el diseño está muy presente, pero donde los materiales destacan por contener un componente ecológico.
Con la idea de narrar mundos inexplorados, Brunello Cucinelli mezcla en su colección Lifestyle 2018 detalles urbanos con otros más tribales en un ensamblaje entre tradición y modernidad, con tejidos frescos y naturales, en el que no falta el acero brillante esculpido en madera, con el color blanco.
Un atractivo y acogedor espacio para exterior que también se puede replicar en el interior, donde las cortinas de arpillera que ocultan las ventanas al sol son un detalle.
“Un estilo boho chic”, como lo define Audrey Quiles, directora creativa de Muy Mucho. Un estilo decorativo bohemio con un toque divertido, pero “elegante, que no va acorde con la decoración convencional, pero que la transforma en algo fresco”, según indica la experta.

Puntos clave
“La clave está en saber mezclar con gracia diferentes estilos decorativos, distintas texturas y saber fusionar, en un mismo espacio, épocas y culturas variadas”, indica Quiles.
Con la intención de que cada uno viva en su particular “oasis”, Muy Mucho ha presentado una colección “Eco Boho Chic”, dirigida a “espíritus libres y soñadores, que buscan en los materiales de aquello que les rodea en el hogar el respeto por el medio ambiente”.
Una decoración en la que los espacios respiran romanticismo con textiles, pufs elaborados con maderas recicladas y fibras naturales en el textil que se acercan al lino y el algodón, con estampados muy diferentes, pero con colores que recuerdan el verano, como los azules y blancos.

El apoyo de los textiles
Pero además de servir de apoyo, los accesorios textiles escalan la pared para decorarlas con texturas y tamaños distintos, logrando así un efecto multicultural, étnico y ecléctico, que incluso nos marca otro tiempo vinculado a la artesanía y viajes exóticos, donde los tapices o las alfombras de ratán o cestos de mimbre eran habituales.
Las macetas ofrecen el lado más natural a este tipo de decoración, generan un ambiente fresco y lleno de color. La iluminación también es un detalle importante y donde hay que evitar una fuente demasiado fuerte y optar por guirnaldas de luces tenues o las velas.
La decoración ha comenzado a tener un lugar destacado en eBay, donde el diseñador Guillermo García de la Hoz ha presentado cuatro colecciones, una de ellas con un claro ingrediente eco, sin destinar un gran presupuesto.

Rafia, todo decoración
El estilo más natural de García de la Hoz viene marcado por tonos suaves, neutros, donde la zona queda “acotada por una alfombra”, en la que también tiene cabida hasta un biombo de madera de wengué.
“Unos cestos de rafia natural y una tienda de campaña para que los niños disfruten de los juegos, sin interferir en el espacio de los adultos es una excelente opción decorativa”, afirma la decoradora.
“Los farolillos para iluminar son los más indicados para cuando se acerca la noche”, comenta el interiorista, quien añade que también es una opción una terraza con un estilo boho chic, que se define por una mezcla de estilo, “vintage”, hippy y moderno.
Esta segunda opción viene marcada por un sofá de ratán, alfombras de estampados bicolores, “mucha vegetación en vajillas y manteles” y macetas de cerámica pintadas a mano, “que aportan creatividad y artesanía”, incide.
Profesionales artesanos como los de Artesanía San José proponen una decoración divertida con cactus, cabezas de toro, burros o peces de colores todo ello elaborado en esparto; además de esterillas y sombreros para sobrellevar los días de más calor, acompañados de un ‘pay pay’, el complemento perfecto.

COMENTARIOS