Un sofá grande en el salón es uno de los ideales de la mayoría de las familias.
Un sofá grande en el salón es uno de los ideales de la mayoría de las familias.
DECORACIÓN

¿Cómo decorarías tu hogar?

Según el lugar y el momento, la elección puede variar, pero siempre hay unos mínimos básicos a los que nadie quiere renunciar.

¿Qué te gusta más, el estilo rústico, el “vintage”… quizá un toque industrial? Lo cierto es que seguramente hay más de un estilo de hogar en nuestra cabeza, pero hay algunos “básicos” que todos compartimos.
Cambiar de casa es un deseo latente, pero la opción de la mayoría de las familias es hacer reformas en el hogar para evitar gastos desmesurados. Sin embargo, soñar es barato, como demuestra un estudio realizado por la empresa de decoración francesa para el hogar Conforama, que ha realizado un informe en el que refleja que ansiamos un chalet, o casa independiente, con más de 100 metros cuadrados (m2), al menos cuatro habitaciones, y que esté ubicado a las afueras de la ciudad.
La visión de nuestra casa nos devuelve a la realidad y nos demuestra que los hogares más comunes son viviendas de 75 m2 (algunas menos) y con un máximo de tres dormitorios.
Aunando objetivos, el interiorista Raúl Martins ha construido un espacio en el que pone en equilibrio los deseos y la realidad de los hogares.

Espacios diferenciados
“No hay una casa ideal, porque con el tiempo se van modificando las necesidades de cada familia”, comenta el decorador, quién asumió el reto de decorar una casa “ideal”, con un mobiliario renovado y muy actual de Conforama, y en el que ha “mezclado” estilos diversos.
“Cuatro ‘looks’ diferenciados en el salón, comedor, dormitorio y cocina”, además del dormitorio infantil en los que existen varios hilos conductores, “el color gris, la iluminación y los materiales” que dan unidad y envuelven la atmósfera.
Un sofá grande en el salón es otro de los ideales de los consumidores encuestados, siempre que exista la posibilidad, de ahí que Martins optara por un sofá gris con un lateral en “chaise longue”, uno de los elementos estrella de todas las casas, además de textiles de alfombras, edredones e, incluso, el color del mobiliario han sido fundamentales y los ha combinado con marrones y beige “que han ayudado a dar unidad al ambiente”, comenta.

Espacio multiusos
“El comedor es un espacio multiusos que, cuando se necesita, se transforma en un despacho”, señala, de ahí que un aparador junto a la mesa “es el lugar perfecto para guardar todo lo que expandimos en un momento de trabajo”, incide el experto.
Los espejos como cuadros, complementos, plantas y muebles conectan un lugar con otro y hasta la habitación de los niños, dónde pone más color con respecto al resto de la casa, pero en la que también están presentes el resto de los tonos.

COMENTARIOS