None
El concreto proyectado sobre la red de acero termina de dar solidez, conformando un hormigón armado.
ESPECIAL CONSTRUCCIONES NO TRADICIONALES

Construcción en Emmedue (M2): en qué consiste esta solución “semihúmeda”

El emme due (M2) es un sistema de vanguardia. Creado en Italia hace más de 30 años, se utiliza hoy a nivel global y se precia de ser el sistema antisísmico más extendido en todo el globo.

El emme due (M2) conforma un sistema mixto que podría denominarse “semihúmedo”, ya que combina paredes portantes compuestas por paneles, con la aplicación de hormigón proyectado. La característica saliente es la composición de los paneles. Los mismos están constituidos de ambos lados por redes de acero galvanizado electrosoldadas, mientras que el núcleo es una placa de poliestireno expandido (EPS). Son estos paneles, los que anclados unos con otros dan estructura a las paredes y la losa de la vivienda. El concreto proyectado sobre la red de acero termina de dar solidez, conformando un hormigón armado. Con esta modalidad, es factible levantar edifi cios de hasta 20 plantas, o viviendas con cualquier tipo de diseño arquitectónico.

Las ventajas del sistema
Si el foco se pone en el proceso de construcción el principal benefi cio es que al ser estructurales, son los propios paneles los que sostienen la casa. Las pruebas indican que cada panel de 2,7 metros de altura, una vez proyectado, puede soportar hasta 40 toneladas de peso.
El material liviano, permite a la vez reducir notablemente los tiempos de obra en relación a la construcción tradicional.
El plazo estimado para la terminación de una casa promedio, es de 120 días.
Una segunda ventaja relacionada a la composición de los materiales, es que los mismos son ignífugos y han demostrado una excelente respuesta antisísmica, ideal para zonas como la cordillera.
Un tercer elemento es lo relacionado a la sustentabilidad de la vivienda. A tono con el énfasis que las distintas alternativas constructivas ponen hoy en la efi ciencia de la vivienda a largo plazo, el sistema M2 posibilita un alto grado de ahorro energético.
La escasa conductividad térmica del EPS reduce notablemente el consumo de energía tanto para calefaccionar como para refrigerar la vivienda, mejorando la sustentabilidad. Se calcula que el ahorro de energía es del 80%
Un cuarto factor es el ambiental. Se ha comprobado que la utilización de este tipo de paneles reduce hasta un 40% la emisión de CO2 durante el proceso de fabricación de materiales y construcción, y hasta un 60% durante la vida útil de la vivienda.
Por último, la versatilidad es otra de las características.
El sistema permite la aplicación de distinto tipo de terminaciones interiores y exteriores, y la combinación con madera, piedra o placas.
Asimismo, quien piensa en la ampliación de su casa construida previamente con otro sistema, no encuentra ningún inconveniente en el acople con M2.

COMENTARIOS