La fi rmeza del material, permite que los bloques sean auto portantes, reduciendo notablemente la necesidad de estructura.
La fi rmeza del material, permite que los bloques sean auto portantes, reduciendo notablemente la necesidad de estructura.
ESPECIAL CONSTRUCCIONES NO TRADICIONALES

Hormigón celular, la evolución del ladrillo

El sistema es semi húmedo, y la forma de levantar una casa, es muy similar al de la construcción tradicional.

Hasta hace dos décadas, lo que se valoraba en una vivienda era su robustez, dada por el peso del material o el grosor de las paredes. Hoy en cambio, la calidad está asociada a la sustentabilidad y la efi ciencia, lo que se logra con materiales livianos y de escasa transmitancia térmica.
En el amplio universo de sistemas constructivos livianos, uno de los más novedosos, es el que se basa en la utilización de hormigón celular curado en autoclave (HCCA). Se trata de ladrillos conformados con arena de sílice, cal, cemento, agua y un agente químico. El proceso de curación en autoclave genera la formación de millones de burbujas de aire uniformemente distribuidas en la mezcla, expandiendo la masa del bloque. El resultado es un material sumamente liviano, que ofrece una solución estructural, efi ciencia, durabilidad y facilidad al momento de las terminaciones.
El sistema es semi húmedo, y la forma de levantar una casa, es muy similar al de la construcción tradicional.
Las paredes se conforman con ladrillos de HCCA machihembrados y unidos por un adhesivo similar al utilizado para la colocación de pisos.
La fi rmeza del material, permite que los bloques sean auto portantes, reduciendo notablemente la necesidad de estructura.

Ventajas
En cuanto al proceso de edifi cación, el encastre entre los bloques permite que sea muy sencillo lograr la escuadra, y el hecho de que los ladrillos sean industrializados, genera menos defectos antes de revocar. La superficie que se logra una vez levantada la pared permite reducir un 87% la cantidad de material necesario para el revoque exterior y un 60% para el revoque interior. La dimensión de los bloques es de 60 cm de ancho por 20 de alto. Es decir que solo con 8 ladrillos se cubre un metro cuadrado de pared. Desde el vamos, una considerable reducción de costos.
Una segunda ventaja es la versatilidad del material.
Los bloques son sumamente livianos por lo cual son fácilmente manipulables, y se pueden cortar de forma sencilla con un serrucho. Si se desea levantar una escalera, los bloques vienen pre fabricados a tal fi n. Una consecuencia del punto anterior, es la reducción de los tiempos, y el consiguiente ahorro en mano de obra.
En cuanto al tipo de vivienda que se obtiene, lo más destacable es el alto rendimiento energético. La presencia de burbujas de aire en la composición interna del ladrillo, reduce la conducción.
Una pared de bloque de HCCA equivale a un doble muro de ladrillo cerámico con cámara de aire. En relación a una construcción tradicional, el aislamiento térmico mejora entre un 150% y un 170%.
Otra propiedad del HCCA es su escasa absorción de humedad. Ello impide la acumulación de salitre o la proliferación de hongos y plagas.
Al mismo tiempo, el bloque es ignífugo y tiene una notable respuesta acústica.
En relación a las terminaciones, las posibilidades son múltiples. En general se coloca la malla fi brada y luego basecoat o revear. Las características del ladrillo también posibilitan la aplicación de un revoque fi no directamente sobre la pared terminada.

COMENTARIOS