UNA SEGUIDILLA DELICTIVA QUE NO ACABA

Entran en una vivienda y sustraen artículos electrónicos y herramientas

Aprovechando la ausencia de sus moradores y, tras romper un candado, accedieron a la casa y robaron una notebook y un grabador. También se llevaron elementos y materiales de albañilería. Estarían identificados los autores.


lunes, 16 de julio de 2012
Entran en una vivienda y sustraen  artículos electrónicos y herramientas

El joven, tirado en el piso, luego de la brutal golpiza.

Un matrimonio que había salido antes del mediodía de su hogar para pasar una jornada en familia se encontró al regresar con una sorpresa desagradable. En el portón de su vivienda, ubicada en calle Aconcagua al 1.300, faltaba el candado que, como siempre, habían dejado cerrado con llave y al ingresar al domicilio comprobaron que su ausencia había sido aprovechada por delincuentes.
El robo fue consumado entre las 11.30 y las 17.30, momento en que Zaira Mansilla, de 67 años, y su esposo no se encontraban en el inmueble.
Fuentes policiales revelaron que los ladrones se llevaron una computadora notebook, un radiograbador y del patio sustrajeron una máquina mezcladora -de albañilería-, cuatro palas y siete bolsas de cemento.
De todos modos, la historia no fue oscura por completo para los damnificados, dado que un vecino logró divisar el vehículo en el que se desplazaban los malvivientes y a partir de esa pista se logró secuestrar parte de los elementos robados. Fue alrededor de las 20, en el marco de un procedimiento efectuado en una casa de calle Apolidoro, en inmediaciones del cruce con Edison, lugar en el que se incautaron los bienes robados, a excepción de los electrónicos.
Voceros allegados al caso señalaron que los autores del delito serían dos hombres y ya estarían identificados y uno de ellos contaría con un amplio prontuario en materia de ilícitos.
La causa está a cargo del fiscal Javier Ochoaizpuro, quien en caso de confirmar las presunciones preliminares podría solicitar la detención de los individuos.

Brutal golpiza a un hombre

Un hombre terminó con parte de su rostro totalmente estropeado y ensangrentado al recibir una fuerte golpiza, propinada por al menos cuatro personas, en plena calle.
El hecho ocurrió en Chile al 457, a pocos metros de la intersección con calle Sargento Cabral, y provocó revuelo entre los vecinos que habitan esa zona de la ciudad, muchos de los cuales alcanzaron a divisar la última parte del ataque contra el individuo, de unos 35 años y cuya identidad no trascendió.
De acuerdo con los testimonios que pudo recoger DEMOCRACIA en el lugar, la víctima –que no podía hablar por las severas lastimaduras sufridas en la boca- habría sido abordado por un grupo de sujetos que le quisieron robar la campera y, ante la resistencia ofrecida por el joven, no dudaron en aplicarle golpes de puño en distintas partes del cuerpo.
Visiblemente herido, el hombre quedó tendido en el piso, contra un paredón, y tuvieron que pasar al menos quince minutos para que pudiera reincorporarse y retomar su camino a pie antes de que llegara la ambulancia de Intermed.
En el hecho intervino personal de Comisaría Primera y hasta el cierre de esta edición se desconocía la identidad y el paradero de los agresores.