DEMOCRACIA COMPROMETIDO

Autovía en la Ruta 7: incluida en el Presupuesto 2013

Para el tramo comprendido entre San Andrés de Giles y Junín fueron previstos alrededor de veintitrés millones de pesos.


domingo, 02 de diciembre de 2012
Por: Florencia Delia Lebensohn
Autovía en la Ruta 7: incluida en el Presupuesto 2013

A fines de 2011 se realizaron masivas marchas pidiendo por la autovía.

Hace un año iniciamos en DEMOCRACIA una serie de notas reunidas bajo el epígrafe “DEMOCRACIA comprometido”. En ellas reflejamos, a través de investigaciones propias, el grave déficit de infraestructura que atraviesa nuestro país. Los artículos tuvieron como objetivo principal resaltar el estado deplorable de nuestras rutas, la inacción de nuestros gobernantes, la paralización de proyectos y el incumplimiento de promesas, los números de víctimas fatales que provoca la inseguridad vial así como la opinión y las medidas de acción de asociaciones locales y regionales.
Hoy, a un año de asumido ese compromiso y en vísperas de la culminación del año 2012, nos preguntamos ¿qué ha ocurrido en este año con la construcción de la autovía en la Ruta 7? y ¿qué se prevé para el año 2013?

Año 2012: avances a paso lento

En la actualidad, la empresa autovía Buenos Aires a los Andes S.A. tiene a su cargo la construcción de la autovía entre Luján y San Andrés de Giles, con una longitud de 30 kilómetros, entre los kilómetros 74 a 104. La obra consiste en el acondicionamiento y ensanche de la calzada existente, la construcción de una segunda calzada paralela, ambas con banquina pavimentada y la construcción de cuatro cruces a diferente nivel. Uno de ellos es el puente sobre las vías del ferrocarril en el antiguo paso a nivel de Luján; en este caso las dos calzadas de la autovía siguen una traza separada de la vieja Ruta 7. Los otros tres puentes corresponden a caminos rurales y accesos en los kilómetros 82, 90 y 98.
Además de la construcción de la autovía, la empresa se encuentra realizando diferentes obras en otros sectores de la ruta. En particular, afectando el tramo entre Buenos Aires y Junín, se está ejecutando el ensanche de la calzada y pavimentación de banquinas entre Carmen de Areco y Chacabuco, y está planificada la misma obra para el tramo Chacabuco-Junín. Entre Carmen de Areco y San Andrés de Giles se están ejecutando tareas de saneamiento y refuerzo. En Chacabuco ya está habilitada la nueva rotonda en el empalme con la Ruta Provincial 30, hacia Chivilcoy, que constituía un cruce muy peligroso con el agregado del paso a nivel a escasos metros. Además, están en ejecución la nueva rotonda en el cruce con la Ruta Provincial 191, hacia Salto, donde la Ruta 7 hace un giro de 90 grados, y la intersección canalizada en el acceso a Chacabuco por la avenida Elguea Román.

Año 2013: inclusión en el presupuesto nacional

Cuando las obras indicadas anteriormente entre Luján y San Andrés de Giles estén finalizadas, se podrá transitar por calzadas separadas desde Buenos Aires hasta el kilómetro 104, quedando 153 kilómetros más de calzada simple hasta Junín.
Sin embargo, el año 2013 viene con esperanzas para los vecinos de Junín y la zona que desde hace tiempo reclaman la construcción de la tan anhelada autovía en la Ruta 7. Ello es así, por cuanto el Presupuesto General de la Administración Pública previsto para el año 2013, aprobado por Ley Nº 26.784 y promulgado por decreto del Poder Ejecutivo Nº 2107 el 1º de noviembre pasado, prevé tres partidas de importancia para la mejora de las condiciones deplorables en que se encuentra la Ruta 7.
En primer lugar, se incluye la partida de $ 23.288.920 para la construcción de la autovía San Andrés de Giles – Junín sobre la Ruta 7.
Esta obra, cuya unidad ejecutora es la Subgerencia de Obras y Concesiones de la Dirección de Vialidad Nacional, se enmarca dentro de un programa que prevé “la ejecución de obras destinadas a mantener actualizados los estándares de las rutas existentes, adecuándolos a la evolución tecnológica del parque automotor que lo demanda, y a brindar niveles de seguridad compatibles con los requerimientos actuales”.
En segundo lugar, se destina una partida de $ 2.666.700 para realizar el paso por San Andrés de Giles de la autovía en la Ruta 7 entre Luján-San Andrés de Giles que se encuentra actualmente en construcción.
Por último, se prevé una partida por $ 39.941.074 destinada a la construcción de una autovía en la Ruta 7 entre Junín y el límite con San Luis.

Conclusiones

La Ruta 7 es una de las carreteras más transitadas y peligrosas del país, especialmente en el tramo entre Luján y Junín. Desde hace décadas, vecinos y autoridades de todos los pueblos y ciudades de su trazado vienen reclamando por la transformación de la ruta en una autovía, lo cual la haría más segura y además favorecería la producción y el turismo.
La inclusión de estas partidas en el presupuesto del año próximo es un paso esperanzador. Si estas tres obras se llevan a cabo, implicaría la posibilidad de transitar por calzadas separadas en el tramo de la Ruta 7 que va desde Buenos Aires a San Luis. Un avance importantísimo, que incrementaría la seguridad y mejoraría la conectividad de nuestra ciudad con el resto del país y con los países limítrofes.
Sin embargo, no existen certezas de que las obras se ejecutarán, especialmente si tenemos en cuenta la historia de proyectos truncos y promesas incumplidas que protagoniza la Ruta 7.
Por ello, esperamos que las autoridades responsables tomen las medidas necesarias para que se comiencen a ejecutar las obras el año próximo y que pronto podamos dejar de lamentar muertes en la tristemente conocida “Ruta de la Muerte”.

COMENTARIOS