ECONOMÍAS REGIONALES

Las pymes exigen acciones urgentes para frenar la crisis

Demandan políticas para el sector que permitan recuperar rentabilidad y competitividad.

Las economías regionales atraviesan una profunda crisis económica y para abordar el complejo panorama, más de 70 representantes de 30 complejos productivos se reunieron en la sede de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
En ese contexto, analizaron la realidad de las distintas actividades productivas del interior del país y demandaron acciones urgentes, que permitan recuperar la rentabilidad y la competitividad del sector.

Todos los rubros
Del encuentro, participaron productores frutihortícolas, yerbateros, vitivinícolas, apícolas, porcinos, ganaderos, tabacaleros, orgánicos, lecheros, ganaderos, olivícolas, arroceros y florícolas, entre otros.
Coincidieron en que una gran parte del campo, más precisamente aquella que genera arraigo territorial y mano de obra, es la base del desarrollo y del sustento alimentario nacional, "no está reaccionando", según un comunicado de CAME. 
Para que las economías regionales se reactiven, pequeños y medianos empresarios agropecuarios concordaron en que precisan, con carácter de urgencia, políticas y medidas que se adecuen a la actual situación que atraviesan y sean acordes a sus intereses.
Raúl Robín, presidente del Sector Primario de CAME, sostuvo que "si bien la sanción de la Ley Pyme fue bien recibida y marcó un hito en el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, es importante avanzar en su reglamentación para poder acceder a sus beneficios". 
Además, se refirió al veto del gobernador de Tucumán, Juan Luis Manzur, a la normativa provincial sancionada por la Legislatura el pasado febrero, que era una adhesión a la Ley Pyme. "Precisamos que los Gobiernos provinciales apoyen y adhieran a esta ley a fin de aliviar la presión fiscal, incentivar la inversión productiva y mantener las fuentes de trabajo".
La reunión contó con la presencia del coordinador del Fondo Nacional de Agroindustria (Fondagro), Ernesto Ambrosetti, quien explicó los lineamientos de la herramienta lanzada por el Gobierno. 
"El objetivo del Fondagro, que contempla $ 1700 millones, es el fortalecimiento de la competitividad de las economías regionales que se suma a la devolución de retenciones y al Plan Belgrano a productores del norte", comenzó Ambrosetti. 
Agregó: "Queremos consolidar el arraigo en el interior, aumentar la productividad y la calidad de los alimentos para llegar, no solamente al mercado interno, sino a todos los mercados internacionales posibles".<

COMENTARIOS